Portada - Últimas noticias

Una mujer de 24 años fue agredida el sábado pasado en el metro de Londres por dos mujeres de raza negra que le increparon y golpearon físicamente por estar hablando en español con su grupo de amigas, según ha confirmado la British Transport Police a través de un comunicado en el que se ha dado orden de busca y captura y se ha definido el incidente como "atroz".

Según los escasos detalles que se han hecho públicos, la joven, que estaba realizando el trayecto que conecta Liverpool Street con Stratford por medio de la Central Line a las 3:45 de la madrugada, habría sido increpada por las dos agresoras, que le advirtieron de que debía hablar inglés mientras se encontrase en Inglaterra. La situación, que siguió escalando en intensidad, terminó con ambas agarrando por el pelo a la mujer hispanohablante e intentando golpearla contra los objetos circundantes.

Por el momento sólo ha trascendido que la víctima tendría como secuelas de la agresión una herida en la cabeza y cortes en la cara, mientras que de las agresoras los únicos detalles que se conocen son que ambas son negras, con el pelo trenzado y rozando los 30 años de edad. La British Transport Police ha asegurado en el comunicado estar revisando las cámaras de seguridad así como intentando recabar toda la información posible por parte de potenciales testigos.

De hecho no se trata del único incidente racista del que han tenido que dar parte las autoridades encargadas de la seguridad dentro del transporte público británico, sino que también han lanzado una orden de búsqueda contra un hombre que agredió verbalmente a una mujer y a sus dos hijos, de los que no ha trascendido la nacionalidad pero sí el hecho de que la naturaleza del ataque estuviese relacionada con su lugar de nacimiento o color de piel.

Según ha confirmado la BTP, que en esta ocasión sí que ha podido ofrecer dos fotografías de un hombre al que quieren interrogar en relación a la agresión, el incidente tuvo lugar a las 18 horas del martes 27 de marzo en la estación de Prestatyn, Gales. Allí, el agresor se acercó a la mujer, que esperaba junto a sus dos hijos de 12 y 14 años a que llegase su tren, y les agredió verbalmente de forma que "temieron por su propia seguridad".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente