Portada - Últimas noticias

Francia y Arabia Saudí han llegado este domingo a un estratégico acuerdo intergubernamental para cerrar pactos sobre armas, justo el mismo día en el que ha aterrizado en París (capital francesa) el príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, para realizar una visita oficial de tres días.

El acuerdo, anunciado por un funcionario del Ministerio francés de Defensa, reemplaza un proceso que ha sido criticado por el príncipe heredero saudí, quien también es el ministro de Defensa del país árabe.

“Conjuntamente con las autoridades saudíes, Francia ha iniciado una nueva estrategia de exportación de armas con Arabia Saudí, que hasta ahora ha sido administrada por ODAS”, ha dicho el funcionario, en alusión a la organización que actualmente maneja los intereses de la Defensa de Francia en Arabia Saudí.

De este modo, ahora la compra de armas estará cubierta por un acuerdo intergubernamental entre los dos países y la compañía intermediaria ODAS solo se encargará de la terminación de los contratos existentes, ha indicado el funcionario, sin proporcionar más detalles al respecto.

Francia, el tercer mayor exportador de armas del mundo, cuenta con Arabia Saudí como uno de sus mayores compradores, como pone de relieve el hecho de que las empresas de defensa, incluidas Dassault y Thales, tienen importantes contratos con Riad.

Conjuntamente con las autoridades saudíes, Francia ha iniciado una nueva estrategia de exportación de armas con Arabia Saudí, que hasta ahora ha sido administrada por (la empresa) ODAS”, indica un funcionario del Ministerio francés de Defensa.

En los últimos años, Riad ha comprado tanques, vehículos blindados, municiones y barcos de artillería a Francia. El diario francés Les Echos reveló el viernes que se podría firmar un acuerdo para comprar patrulleras navales de CMN, mientras que Le Telegramme informó de un posible contrato para los cañones de artillería César de la empresa Nexter.

La visita del príncipe heredero saudí se produce en medio de una creciente presión sobre el presidente francés, Emmanuel Macron, por parte de legisladores y grupos de derechos humanos franceses, que denuncian la venta de armas a Arabia Saudí, país que lidera una sangrienta agresión contra su empobrecido vecino del sur, Yemen.

En 2016, se aprobaron licencias por valor de 18.000 millones de euros para la venta de armas a Arabia Saudí, con entregas por valor de aproximadamente 2000 millones de euros. Activistas y organizaciones pro derechos humanos critican que Riad esté comprando el silencio del Occidente ante sus crímenes con millonarios pactos armamentísticos.

España, cómplice de la muerte en Yemen al vender corbetas a Riad

El partido Izquierda Unida (IU) ha avisado al Gobierno de España que será ‘cómplice’ de los asesinatos en Yemen con la firma de un acuerdo de colaboración que facilitará la próxima firma de un contrato para que una empresa española construya cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí.

España y Arabia Saudí han acordado mediante un memorando de acuerdo entre la empresa pública española Navantia y la saudí Sami crear una empresa conjunta para desarrollar los futuros programas navales en el país árabe. Esto ha sucedido durante la visita del príncipe heredero saudí, Mohamad bin Salman, quien se reunió el jueves con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para firmar acuerdos entre los dos Gobiernos.

Ambas delegaciones han firmado varios acuerdos y memorandos de entendimiento relativos a Defensa, transporte aéreo o en el ámbito cultural y científico. Entre ellos se incluye la firma de la venta de cinco corbetas que construirá la española Navantia por unos 2000 millones de euros.
El coordinador general de IU, Alberto Garzón, censuró la misma jornada que España siga vendiendo armamento a países como Arabia Saudí, en el que no sólo “no respetan los Derechos Humanos”, sino que además están inmersos en un proceso bélico en el que se asesina “de forma indiscriminada” a miles de personas en Yemen.

No queremos (desde IU) ser responsables de ello y desde aquí decimos 'no en nuestro nombre'”, asevera el líder de Izquierda Unida de España, Alberto Garzón, criticando la venta de armas a Arabia Saudí.

Sobretodo censura la implicación del rey Felipe VI en este contrato entre España y Arabia Saudí, lo que, según el líder de IU, demuestra que la abdicación del rey Juan Carlos I –quien recientemente fue de visita a Riad– en su hijo no fue más que “un lavado de cara”.

El actual jefe del Estado, a su juicio, continúa “las mismas políticas gravosas” que su padre fomentando las relaciones con dictadores que permiten proporcionar armas a países como Arabia Saudí, que “las utilizan contra la población civil”.

“No queremos (desde IU) ser responsables de ello y desde aquí decimos 'no en nuestro nombre'”, aseveró Garzón, quien, junto con otro miembro de su partido, registró una serie de preguntas en el Congreso pidiendo cuentas al Gobierno sobre esta venta millonaria de barcos de guerra al régimen de Al Saud.

Uno de los interrogantes cuestiona “¿qué tipo de garantías sobre el uso del material militar exige el Gobierno antes de autorizar su exportación a Arabia Saudí”.

El reino saudí está comprando el silencio del Occidente ante los crímenes de Riad por medio de millonarios pactos armamentísticos, alertan los activistas.

Arabia Saudita confirma la intercepción de un misil tras reportes de explosiones en Riad

Tres explosiones han sido escuchadas en Riad, la capital de Arabia Saudita, según reporta Reuters. Al respecto, el canal Al Arabiya ha informado que la defensa aérea saudita ha interceptado un misil balístico que volaba sobre la ciudad.

Por su parte, el medio yemení Al Masirah TV reporta que este incidente corresponde a un ataque hutí, que tuvo como objetivo el Ministerio de Defensa de Arabia Saudita.

Un día atrás, el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen y líder del movimiento hutí Ansar Alá, Saleh al Sammad, había prometido a Arabia Saudita un año "lleno de misiles balísticos", precisando que los cohetes "se lanzarán cada día". "Arabia Saudita no escapará de nuestros misiles pese a la cantidad de sistemas antimisiles que ha instalado", agregó.

Los hutíes yemeníes intensificaron sus ataques con misiles contra el reino afirmando que son represalias por los ataques aéreos que realiza Arabia Saudita —en coalición con EE.UU.— contra el movimiento armado.

La participación de la coalición liderada por Riad en el conflicto yemení, que se extiende desde agosto del 2014, ha suscitado duras críticas por parte de la comunidad internacional. Según la ONU, la guerra ya se ha cobrado la vida de unas 10.000 personas, convirtiendo a Yemen en un foco de hambruna y epidemias.

The New Yorker: Hariri fue golpeado en varias ocasiones durante su detención en Arabia Saudí

El periódico norteamericano The New Yorker ha publicado un informe en su sitio de Internet de Dexter Filkins, en el curso del cual se analizan las últimas tomas de posición adoptadas por el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, en cooperación con la Casa Blanca y más en concreto con Jared Kouchner, consejero y yerno del presidente norteamericano Donald Trump.

Filkins menciona en este artículo la detención en Riad del primer ministro libanés, Saad Hariri, el 3 de noviembre de 2017.

Cuando Bin Salman convocó a Hariri a Riad, éste recibió una llamada de teléfono mientras se preparaba para comer con la ministra de Cultura francesa, Françoise Nyssen, pero no podía ignorar a Bin Salman, dado que el primer ministro libanés es también un ciudadano saudí

La relación de Bin Salman con Hariri se ha deteriorado debido a las posturas anti-iraníes y anti-Hezbolá del príncipe heredero. Los saudíes quieren que Hariri se enfrente a Hezbolá, pero el primer ministro libanés no puede ni quiere crear una grave crisis interna en el Líbano.

Cuando Hariri fue convocado para reunirse con Bin Salman esperaba ser objeto de un recibimiento caluroso por parte de la familia real. “Hariri pensaba que todos sus problemas con Bin Salman se habían resuelto”, confió un asistente de Hariri a Filkins.

Sin embargo, él fue detenido por la policía saudí a su llegada. Según dos antiguos responsables norteamericanos activos en la región, Hariri estuvo retenido en una estancia durante once horas.

“Los saudíes lo colocaron en una silla y le golpearon varias veces”, reveló el asistente.

“Más tarde, en un vídeo surrealista transmitido por la televisión saudí, Hariri, que parecía agotado, leyó un discurso de dimisión (como primer ministro), alegando que huyó del Líbano para escapar de un complot iraní para matarlo. Hariri prometió que “las manos de Irán en la región serán cortadas”, una declaración que convenció a muchos libaneses de que el discurso había sido escrito por los saudíes.

Bin Salman intentó sustituir a Saad Hariri por su hermano Bahaa, que pasa una gran parte de su tiempo en Mónaco.

Según el autor del artículo, “existen indicaciones de que Bin Salman coordinó estas acciones (contra Hariri) con la Administración Trump. Un antiguo alto cargo de los servicios de inteligencia próximo a la Casa Blanca reveló que Bin Salman recibió una luz verde de Washington para destituir a Hariri”.

Él artículo señala que Hariri fue al fin liberado tras la movilización de los dirigentes libaneses (que denunciaron el secuestro de Hariri y se negaron a aceptar su dimisión) y de varios responsables occidentales.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS