Portada - Últimas noticias

Hace cuatro años, a finales de febrero de 2014, la revolución del Maidán llegaba a su etapa final. El 20 de febrero, en la Plaza de la Independencia de Kiev, unos francotiradores abrieron fuego contra los participantes de las protestas y dejaron múltiples víctimas.

El actual Gobierno ucraniano, que culpó más tarde a Rusia de la violencia, nacía de la sangre. Ahora, hechos revelados por Sputnik, indican que los disparos provenían de los francotiradores reclutados por la oposición.

Disparos contra Ucrania

Los primeros disparos sonaron en la mañana del 20 de febrero en la Plaza de la Independencia, donde se desplegaba el campamento de la oposición, y en la calle Institútskaya. Sobre las nueve de la mañana, los opositores lanzaron una ofensiva, tomaron el monumento de la Independencia y el palacio de Octubre. Las fuerzas especiales retrocedían y el tiroteo se intensificaba.

El ataque se cobró la vida de 53 personas: 49 manifestantes y cuatro agentes del orden público.

Los líderes de la oposición y los representantes de Estados Unidos y la UE acusaron inmediatamente "al régimen de Víktor Yanukóvich" (el presidente del país en la época) de la masacre. Sin embargo, esta versión parecía poco creíble desde el principio.

Ya en marzo de 2014 se hizo público el registro de la conversación entre la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, y el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Urmas Paet. La conversación evidenciaba que los disparos provenían de los francotiradores de la oposición. En 2018 se han dado a conocer nuevas pruebas que lo confirman.

Sputnik publicó una entrevista con los francotiradores georgianos del Maidán Koba Nergadze y Alexandr Revazishvili. Ellos aseguraron que los disparos se discutieron con Andréi Parubi, presidente del Parlamento ucraniano en 2016, y Serguéi Pashinski, diputado del Parlamento. Los tiradores fueron instruidos por un exsoldado estadounidense, Christopher Bryan. El propio Pashinski llevó armas a los edificios del conservatorio y del hotel Ucrania, acompañado de unos desconocidos. El día de la masacre, Pashinski también disparó con una ametralladora.

"El Gobierno actual de Ucrania está basado en la sangre y las mentiras", comentó el ex primer ministro ucraniano Mikola Azárov.

Cómo se rindió Yanukóvich

Los eventos que siguieron a la masacre llevaron al colapso del sistema estatal ucraniano. Arrinconado, el presidente Yanukóvich, de hecho, se negó a resistir. El 21 de febrero firmó un acuerdo sobre el arreglo de la crisis política con los representantes de la oposición, tras lo cual se anunciaron elecciones presidenciales anticipadas en el país.

Las autoridades fueron amenazadas con una continuación de la violencia si el presidente no renunciaba. En la noche del 21 de febrero, Yanukóvich cumplió esta exigencia y dejó Kiev.

En Ucrania reinó el caos. Los activistas de la oposición desplazaban a las autoridades en las regiones y tomaban las instituciones estatales. El poder recayó sobre los líderes del movimiento de Maidán, que actuaban sin ningún fundamento legal.

Las fuerzas de orden y seguridad abandonaron el barrio donde se encuentran las instituciones gubernamentales, que inmediatamente fue ocupado por la oposición. Se completó el cambio de poder. Se desconocía el paradero del presidente y sus partidarios no oponían resistencia. Entonces Andréi Parubi anunció que la oposición había establecido un control total sobre Kiev.

Donetsk entrega al TEDH unas 1.800 denuncias sobre crímenes de Kiev en Donbás

DONETSK, UCRANIA (Sputnik) — Más de 1.800 denuncias de crímenes de guerra cometidos por las fuerzas ucranianas en Donbás fueron entregadas al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) desde agosto de 2015, comunicó a Sputnik el portavoz de la comisión para los crímenes de guerra de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Iván Kopil.

"Desde agosto de 2015, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos fueron entregadas 1.835 denuncias de los residentes de Donbás afectados por las acciones de las Fuerzas Armadas ucranianas", dijo Kopil.

Agregó que "desde diciembre de 2016, otros 625 expedientes fueron presentados a la Corte Penal Internacional, incluidos los relacionados con torturas".

Según el portavoz, 332 casos fueron "confirmados" por la Corte Penal Internacional, 41 de ellos están relacionados con torturas.

Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos.

Rusia: Atacaremos a destructores de EEUU en caso de agresión

Un almirante de la Armada rusa ha advertido a Estados Unidos contra su creciente presencia militar en el mar Negro mientras asegura la ‘respuesta debida’ de Rusia a cualquier acción ‘hostil o provocativa’ de destructores estadounidenses recién estacionados en la región.

Rusia está monitoreando de manera constante los destructores lanzamisiles de la Fuerza Armada de EE.UU., USS Carney y el USS Ross—de la clase Arleigh Burke—, enviados al mar Megro, señaló el almirante Vladimir Valúev.

“Los buques destructores (de EE.UU.) están en el radar, eso es cierto. En el caso de que realicen cualquier acto hostil o provocativo, recibirán una respuesta debida” por parte de Rusia, resaltó el también excomandante de la Flota del Báltico rusa.

Según indicó Valúev, el sistema de reconocimiento de la Flota rusa del mar Negro coloca a algunos casos en el llamado “objetos prioritarios”, el cual podría incluir los buques destructores USS Carney y el USS Ross, recogió un informe publicado el martes por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Un oficial del Ejército estadounidense en una entrevista a la cadena local CNN, explicó que Washington ha enviado los mencionados destructores al mar Negro en un intento para “desensibilizar a Rusia”.

Los buques destructores (de EE.UU.) están en el radar, eso es cierto. En el caso de que realicen cualquier acto hostil o provocativo, recibirán una respuesta debida” por parte de Rusia, resaltó Vladimir Valúev, un almirante de la Armada rusa.

El vicepresidente primero del comité de Defensa y Seguridad de la Cámara Alta de Rusia, Evgueni Serébrenikov, a su vez, denunció tales comentarios, los que tachó como “una flagrante mentira”, que busca desviar la atención del aumento de la presencia militar de EE.UU. en la región.

La escalada militar de Washington en el mar Negro se produce para defender a sus aliados en la zona y la defensa colectiva de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ante “amenaza rusa”. Moscú denuncia que estas actividades amenazan la seguridad de la región y del mundo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS