Portada - Últimas noticias

Una compañía petrolera china empezó a producir petróleo en el golfo de México, cerca de la costa sur de Estados Unidos.

El primer barril de petróleo desde el fondo del golfo, en el yacimiento Stampede, fue extraído a principios de febrero. Aunque se trata de especialistas chinos, la empresa a la que pertenecen, Nexen Petroleum Offshore U.S.A, subsidiaria del gigante chino China National Offshore Oil Corp. (CNOOC), solo cuenta con un cuarto de las acciones, se informa en un artículo del medio ruso Expert.

Stampede es explotado por un total de cuatro empresas petroleras, cada una posee un 25% en el proyecto. Además de Nexen, se encuentran la estadounidense Hess Corporation —considerada la compañía principal—, la Union Oil Company —subsidiaria de Chevron Corporation— y la noruega Statoil.

El yacimiento está ubicado a unos 350 kilómetros al sureste de la ciudad estadounidense de Nueva Orleans. La profundidad media en esta área es de 1.066 metros, mientras que la profundad a la que yace el crudo alcanza los 9.100 metros.

El yacimiento tiene una capacidad para producir 80.000 barriles de petróleo diarios y 1,14 millones metros cúbicos de gas al día. Según estimaciones oficiales, las reservas de crudo en Stampede se cifran en unos 300 millones de barriles.

Extraer un barril en el golfo de México cuesta un poco menos de 50 dólares, según los datos de la consultora Wood Mackenzie.

Está previsto que la producción crezca constantemente a lo largo de 2018, según el comunicado publicado por CNOOC. Asimismo, se informa que en la actualidad se están explotando tres pozos.

La instalación de Stampede contará con seis pozos cuando alcance plena potencia. Además, hay cuatro pozos más para extraer cerca de 100.000 barriles por día.

La CNOOC recientemente anunció sus planes de invertir entre 70.000 y 80.000 millones de yuanes —entre 11.100 y 12.700 millones de dólares— en la producción. El gigante chino busca aumentar la extracción anual hasta llegar a los 470 o 480 millones de barriles.

Además de Stampede, la empresa china planea en 2018 empezar a extraer petróleo de otros cuatro yacimientos.

La República Popular China fue el mayor importador de crudo el año pasado. En 2017, Pekín importaba diariamente 8,4 millones barriles, en promedio, mientras que Estados Unidos, 7,9 millones de barriles al día.

Además, las empresas chinas producen petróleo por sí mismos en diferentes partes del mundo. Una de las razones del crecimiento permanente de las importaciones es la disminución de los niveles de producción. En 2016, China fue el país con la mayor disminución de la producción entre los Estados productores que no forman parte de la OPEP. Se espera que la caída en la producción continúe en los años 2018 y 2019.

El Líbano ya es un estado petrolero

El presidente libanés, Michel Aoun, ha señalado que “el Líbano ha ingresado oficialmente en el club de países productores de petróleo logrando así un gran sueño”, dijo el canal libanés por satélite Al Mayadin.

Este anuncio oficial se realizó durante la firma ceremonial de los contratos de exploración y extracción de petróleo y gas con un consorcio de compañías petroleras internacionales, a saber: Total (Francia), Novatek (Rusia) y ENI (Italia). Los primeros contratos firmados se refieren al Bloque 4 de exploración de petróleo y gas, en el norte, y al Bloque 9, en el sur, a pesar de las amenazas israelíes y las pretensiones del ministro israelí Avigdor Lieberman de que el Bloque 9 pertenece a la entidad sionista.

Lo más destacado de esta ceremonia es la participación del jefe de Estado libanés, el general Michel Aoun, el ministro de Energía, Cesar Abi Khalil, y un amplio grupo de diplomáticos árabes y extranjeros.

El presidente Aoun expresó “su alegría por el Líbano, que ahora es parte del club de la energía”, enfatizando que “hemos logrado un gran sueño”. “En este día histórico, el Líbano ha entrado en una nueva fase”, señaló.

Dirigiéndose a todos los que contribuyeron a esta hazaña, señaló: “Este sueño se hizo realidad gracias a los libaneses, especialmente al equipo que trabajó con los ministerios pertinentes. El trabajo se ha convertido ahora en comercial”.

A su vez, el ministro Abu Khalil subrayó que “el enemigo israelí está intentando atacar nuestros derechos con respecto al Bloque 9. Reafirmamos que este bloque está ubicado en aguas libanesas”.

Él agregó: “Nos reunimos para comenzar un nuevo viaje. Hoy, concluimos la anterior etapa al lograr dos objetivos en el campo de la concesión de licencias. Primero, hemos garantizado la preservación de los recursos del Líbano, y, en segundo lugar, hemos iniciado la explotación comercial de nuestras aguas. Estamos anunciando al mundo que hemos comenzado el proceso de explotación de nuestro petróleo en nuestras aguas marinas”, dijo.

Cabe señalar que después de la firma de los contratos de exploración, se presentará un plan de exploración dentro de los 60 días siguiente y se enviará al Ministerio de Energía y al Comité del Petróleo. Después de la aprobación del plan, la fase de exploración comenzará a principios de 2019 y tendrá una duración de 3 años, con posibilidad de renovación por dos años y, luego, por un año.

Además, el Consejo Supremo de Defensa libanés se reunió el jueves, una reunión presidida por el presidente Aoun para tratar el tema de las amenazas israelíes. El presidente Aoun hizo hincapié en que “el Líbano es el propietario de estos recursos petroleros y no permitirá al enemigo socavar su soberanía, ya sea por medio de un muro de hormigón en la frontera sur o impidiendo que Beirut explote su riqueza petrolera”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente