Portada - Últimas noticias

Un grupo armado de una autodenominada ‘resistencia’ publica un vídeo en que amenaza con llevar adelante una operación para derrocar el Gobierno de Venezuela.

El comando emitió un comunicado en la noche de este miércoles en que asegura que llevará adelante una “Operación David” para “liberar” a Venezuela del Gobierno del actual presidente, Nicolás Maduro.

“Ya el tiempo de diálogo pasó, así como el electoral. Señores políticos, ya basta de engañar a un pueblo solo por mantener cuotas de poder”, dice un encapuchado en la grabación.

El grupo armado remarca que ha llegado “la hora de actuar” y considera que es responsabilidad de todos los venezolanos librarse de la “dictadura comunista” y “narcotraficante”.

Asimismo, el vocero señala que los resultados de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fueron alterados y que esto conforma otra razón para, entre todos los ciudadanos, tumbar el Gobierno nacional.

“Todos conocemos la voluntad de nuestro pueblo (…) Nuestras incursiones hasta el momento se han ejecutado según lo planificado, con un éxito de 100% y sin bajas”, agrega el vocero, que sostiene que la operación en cuestión no es un golpe de Estado, sino “un acto legítimo para recuperar la democracia”.

La publicación de este vídeo amenazador tiene lugar después de que, el pasado domingo, un grupo de militares se declarara en rebeldía contra Maduro, justificando su acción como un acto “cívico y militar para restablecer el orden constitucional, así como para salvar al país de la destrucción total”.

En cuestión de horas, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) anunció la neutralización del plan y la detención de los militares que se habían declarado en rebeldía frente el presidente.

A juicio de Maduro, el ‘ataque terrorista’ a la base militar de Valencia fue resultado de un complot más del imperialismo para agredir a Venezuela: “Esta factura se paga desde Miami (en el estado meridional estadounidense de Florida) o desde Colombia. Ahí mismo salió Marco Rubio (congresista estadounidense del Partido Republicano) a decir que había un alzamiento militar en Venezuela y a apoyarlo”, señaló al respecto el dignatario.

VIDEO

La oposición venezolana se desenmascara: diputado reconoce que buscan una invasión

El diputado del partido de derecha Primero Justicia, Juan Requesens, reconoció en un foro en Miami, Estados Unidos, que el objetivo de la oposición es el de promover una intervención extranjera en Venezuela.

Luego, este dirigente de la derecha venezolana reconoció que solo buscan sacar del cargo al presidente Nicolás Maduro.

El diputado también reveló que la oposición venezolana se encuentra en proceso de discusión sobre un plan denominado “hora cero”, impulsado por los sectores de derecha del país que solo buscan paralizar por completo el país.

El 'Maidán ucraniano' que EEUU promueve en Venezuela

Actualmente en Venezuela se está desarrollando un escenario promovido por EEUU parecido al Euromaidán —una serie de protestas que se produjeron a finales de 2013 en Kiev y que llevaron a un cambio de poder—, escribe el analista ruso Víktor Marajovski en su artículo para Sputnik.

Las protestas callejeras han evolucionado a enfrentamientos. De acuerdo con Marajovski, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, apoyado por más de la mitad de los ciudadanos de las clases bajas del país, está luchando contra la oposición representada en su mayoría por la elite y la clase media.

En EEUU están brindando su apoyo mediático a los llamados manifestantes democráticos y oficialmente refutan las acusaciones relacionadas con la injerencia directa de Washington en los asuntos internos del país latinoamericano.

"Los reportes de Venezuela generan una sensación de 'déjà vu' porque hay decenas de coincidencias con el Euromaidán. Hay manifestantes en cascos y con violines que van contra escudos de la policía. Hay activistas armados con herramientas más contundentes. Incluso hay un manifestante desnudo, un gemelo del que apareció en Kiev en 2014", escribe.

Según el analista, capuchas, barricadas y decenas de víctimas, así como el puño —un símbolo que ha aparecido en manifestaciones en decenas de países— lo que ocurre actualmente en Venezuela recuerda al escenario que se vivió en Ucrania.

"A este respecto surge una pregunta bastante lógica: ¿estas son coincidencias esporádicas o es un caso relacionado con la implementación del conocido lineamiento del Departamento de Estado de EEUU?", se pregunta el columnista.

Este lineamiento es un conjunto de normas relacionadas con la organización y el acompañamiento mediático a las revoluciones de colores.

Aunque en el Departamento de Estado de EEUU y las organizaciones afiliadas refutan la existencia de estos lineamentos, hay una clara similitud entre lemas y tácticas callejeras que han sido utilizados por manifestantes en diferentes países y la manera en que los medios de comunicaciones estadounidenses dan a conocer las protestas.

"Desde luego es interesante como cocteles molotov y hasta armaduras aparecen en sus manos", enfatiza Marajovski.

Además, el autor subraya que no importa si existe o no un lineamiento en papel.  Lo importante es que ha sido creada una escuela internacional de 'tácticas del Maidán'.

Esta escuela ya tiene a sus propios teóricos, uno de ellos es el exembajador de EEUU en Rusia Michael McFaul, y algunos adeptos como Mijaíl Saakashvili, cuya "odisea en Europa del Este ha tomado carices anecdóticas".

"Durante las últimos dos o tres decenas de años ha sido creada una entera cultura de revoluciones de colores con sus propios cánones, partituras, asociaciones internacionales profesionales (…) y festivales", escribe.

Asimismo, el autor destaca que las protestas son solo la parte visible de la presión que se ejerce sobre los Gobiernos desde abajo. Sin embargo, hay una segunda parte de presión que suele ejercerse desde arriba.

Las protestas actuales en Venezuela se llevan a cabo de una manera parecida a las que fueron realizadas en Ucrania.

"Cuando manifestantes en máscaras con cadenas y garrotes atacan a la policía, mientras que todas las Embajadas envían señales a la elite para recordarle donde sus representantes tienen sus casas, donde están sus hijos y su dinero, y por qué esta elite tiene que tomar el lado correcto".

Según el autor, un Maidán funciona solo cuando un Estado es extremadamente dependiente del extranjero.

"Si la elite de un Estado no depende de instituciones extranjeras, cualquier Maidán es solo un correteo de alborotadores en las calles, que suele terminarse en un par de días. (…) Sin importar donde este correteo se produce, es una señal de que los socios extranjeros decidieron poner a prueba la soberanía  del país", concluye.

Hallan armas robadas en el asalto al cuartel venezolano

CARACAS (Sputnik) — Autoridades venezolanas encontraron un vehículo del ejército y algunas de las armas que supuestamente hurtaron atacantes al cuartel militar Paramacay (norte), según información difundida por una reportera del canal multiestatal Telesur.

"Se encontraron: 28 cargadores de fusil AK-103, 2 kit de limpieza de fusil AK-103, 1 estandarte de la CIA y un banderín de la CIA", publicó en las redes sociales la periodista de Telesur, Madelín García.

También se localizaron 10 bombas lacrimógenas, dos pancartas con eslóganes sobre los artículos 333 y 350 de la Constitución (sobre el deber de hacer cumplir la vigencia de la Carta Magna y sobre el derecho popular a desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe la democracia o los derechos humanos), dos arneses, uniformes, dos radios de comunicación, un cargador de radio y dos bayonetas de fusil AK-103, según la información no confirmada todavía por el Ministerio de Defensa.

En el supuesto hallazgo había también 16 fusiles AK-103 con 18 cargadores, tres lanzagranadas y una pistola.

El ataque contra la base militar de Paramacay se registró el 6 de agosto a las 5:00 hora local (9:00 GMT) y habría durado varias horas.

El presidente Nicolás Maduro aseguró que el recinto fue tomado por sorpresa, pero los militares lograron repelerlo, aunque el enfrentamiento dejó dos muertos, un herido y 10 detenidos, la mayoría civiles vestidos con prendas militares.

Según Maduro, esos civiles fueron traslados de los estados del oeste, Zulia, Yaracuy y también de la capital, hasta el Fuerte Paramacay, en el estado de Carabobo (norte).

"No es personal militar, les pagaron para traerlos a esta aventura", dijo Maduro.

Las autoridades reconocieron que algunos de los atacantes lograron escapar llevando consigo parte de las armas que habían sustraído.

En medio del asalto a la 41 Brigada Blindada de Valencia, que tiene asiento en el Fuerte Paramacay, un militar retirado, prófugo de la justicia desde 2014 e identificado como Juan Caguaripano, publicó un vídeo en las redes sociales en compañía de otros hombres que portaban armas largas y uniformes de la Guardia Nacional Bolivariana (componente del ejército).

Caguaripano, vinculado a un plan de golpe de Estado de 2014 conocido como "La Salida", llama en ese vídeo a la población a acudir a los cuarteles y sedes policiales para apoyar la rebelión y asegura que los cuerpos de seguridad que no los apoyen serán considerados un objetivo militar.

Algunos ciudadanos acudieron al llamado hacia los cuarteles de Carabobo y fueron repelidos por fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos y perdigones.

Este incidente se produjo un día después de que la primera sesión de la Asamblea Nacional Constituyente destituyera a la fiscal general Luisa Ortega, nombrando en su lugar a Tarek William Saab, declarara en emergencia al Ministerio Público.

Tanto Caguaripano como dos tenientes que tomaron parte del asalto, Yeferson García Dos Santos y Oswaldo José Gutiérrez Guevara, están prófugos.

Tampoco fue captura por las autoridades el inspector del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Oscar Pérez, quien el 27 de julio hurtó un helicóptero y lanzo cuatro granadas hacia la sede del Tribunal Supremo de Justicia tras sobrevolar Caracas.

Después de 48 horas, la aeronave que hurtó Pérez apareció abandonada en la selva.

Pero Pérez, calificado por el Gobierno como "terrorista" y con pedido de captura internacional, apareció una vez ante los medios de comunicación en una manifestación en el este de Caracas para llamar a la población a mantenerse en las calles.

Desde entonces ha publicado videos y mensajes en las redes sociales y su paradero sigue siendo desconocido.

Análisis: El chavismo tomó el poder total

Manuel Freytas

Fin de la FARSA DEMOCRÁTICA con "confrontación de poderes". Fin de la GUERRA CLASISTA (entre las clases populares, y la clase media alta gusana proyanqui) disfrazada de COMPETENCIA ELECTORAL. Fin de la CONFUSIÓN entre el TERRORISMO CALLEJERO guarimbero de la CIA (disfrazado de "protesta popular"), y el gobierno de Maduro CONVERTIDO (por la prensa imperial) en un DICTADOR REPRESIVO. Fin de la SIMULACIÓN de ambas partes.

Por fin los acontecimientos y el escenario convergen en una realidad lógica: LA TOMA DEL PODER REAL. Y el poder real (el control de todos los resortes de decisiones) está en MANOS DEL CHAVISMO.

Técnicamente lo que acaba de suceder en Venezuela se llama GOLPE CÍVICO MILITAR (lo mismo que hacen los yanquis criminales y sus socios por todo el planeta). Los chavistas se pasaron por el traste las AMENAZAS Y LAS CONDENAS del eje imperial EEUU-UNIÓN EUROPEA. Ridiculizaron la operación de AISLAMIENTO de Venezuela ejecutada por sus gobiernos TÍTERES en la región (encabezados por Brasil, Argentina y México). Y decidieron pasar a la PRÓXIMA FASE de la guerra con el manejo del PODER TOTAL. Ya no hay más lugar para confusiones.

La ASAMBLEA CONSTITUYENTE (integrada por chavistas) asume TODO EL CONTROL. Por medio de un decreto señaló que el EJECUTIVO y el PARLAMENTO quedan subordinados desde ahora a su poder.

Las fuerzas Armadas tomaron desde anoche el control del Parlamento, y las calles de Caracas y las principales ciudades están MILITARIZADAS. La presidente de la Constituyente, la ex canciller Delcy Rodríguez, advirtió que los "poderes constituidos" (judicial, parlamentario y Ejecutivo) no deben impedir las decisiones del nuevo cuerpo que está POR ENCIMA DE TODOS. De hecho, la ASAMBLEA con mayoría opositora queda DISUELTA.

Formalmente (y como jugada estratégica) Nicolás Maduro DESAPARECE de escena. Y APARECE una "dama de hierro", la presidenta constituyente Delcy Rodríguez. Que hoy recibió en el Parlamento a las CÚPULAS de las Fuerzas Armadas. Una señal clara de quién TIENE Y CONTROLA EL PODER.

En términos estratégicos, un HECHO CONSUMADO, y una movida de ajedrez. Brillante, y a lo Putin. Y ahora..... a ESPERAR. Le toca MOVER a los yanquis. Y prepárate para lo que VIENE.

Análisis: EEUU y la derecha mundial no aceptan su derrota en Venezuela

Vicky Peláez

El pueblo es una fiera de múltiples cabezas (Alexander Pope, 1688-1774)

La despiadada y cínica guerra mediática, económica, financiera y sicológica contra Venezuela, desatada por Washington y su cartel de cipayos europeos, latinoamericanos y venezolanos, fracasó rotundamente porque el pueblo venezolano emitió su voto de confianza al chavismo en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente. Fue un golpe inesperado para la derecha mundial que, según los pronósticos de sus servicios de inteligencia y los analistas experimentados de sus 'think tanks', ya estaba lista para festejar su victoria 'anunciada' al utilizar todo su fuerza para sabotear las elecciones a través de la violencia brutal, incluyendo asesinatos.

Sin embargo, el chavismo resistió por la continuidad de su Revolución Bolivariana apoyada por 8.089.820 votos a favor de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para elegir a 545 representantes del pueblo para poner freno a la embestida de la derecha nacional e internacional contra la soberanía y la independencia del país. Así, cuatro meses de guarimbas criminales para sacar a Nicolás Maduro del poder en seis meses y decretar 'el abandono de cargo', se convirtieron en la tumba política para la oposición que en 2015 ganó la mayoría parlamentaria. En aquel entonces, el pueblo le dio un chance a la derecha para que solucionara la situación económica del país y acabara con el acaparamiento de productos de primera necesidad y el sabotaje económico de los propios miembros de su clase pudiente.

Los representantes de los intereses de la oligarquía nacional y de las transnacionales elegidos en 2015 al parlamento no cumplieron con sus promesas de solucionar los problemas económicos venezolanos o simplemente los ignoraron y los reemplazaron por la lucha política para acabar con el legado de Hugo Chávez en el país. Se olvidaron de que "el pueblo", según Voltaire, tiene la capacidad de "cambiar y un día derrocha prodigiosamente lo mismo su odio que su amor". Así sucedió con los parlamentarios de la oposición que cometieron su propio suicidio con la violencia desatada en el país y de paso facilitaron una derrota para EEUU y la derecha mundial en su intento de terminar con el chavismo. El pueblo los vio en toda su dimensión quemando viva a gente inocente, destruyendo alimentos, casas de maternidad, transporte público y otras barbaridades. Así cavaron su tumba.

Desde la llegada al poder de Hugo Chávez en 1999, el gobierno norteamericano había hecho todo lo posible —hasta su muerte en 2013— abierta y clandestinamente para derrocarlo sin conseguirlo nunca. La misma política se ha aplicado contra su sucesor Nicolás Maduro. Lo interesante es que no se trata solamente de las acciones del Departamento de Estado, la CIA, la DEA, la DIA… sino de un Estado dentro del Estado norteamericano. Todo indica que este Estado es la corporación ExxonMovil y que "la ruta del golpe" contra Venezuela comienza en esta corporación, según la investigación de la publicación Misión Verdad. ExxonMovil es la más grande corporación energética norteamericana. Su capital en la bolsa de valores se estima en unos 395.000 millones de dólares, lo que significa en términos del PBI que está por encima del de Argentina y Sudáfrica.

Steve Cole, en su libro 'Private Empire: ExxonMovil and America's Power' escribió que "el presidente de Exxon es un par de cada ocupante rotativo de la Casa Blanca" y que en general la compañía está alineada con EEUU pero "no siempre sincronizadamente". Desde 1999, la corporación está participando activamente en la financiación de los opositores venezolanos y, a la vez, está tratando de remover a Venezuela de PetroCaribe y así desintegrar esa organización creada por el Gobierno bolivariano. El deseo es transformar al Caribe en un poderoso puerto de importación de gas licuado de ExxonMovil. Con esto, la empresa establecería su hegemonía energética y geopolítica en la región cerrando el paso a las corporaciones rusas y chinas Rosneft y Cnooc, que representan cada vez un creciente peligro para la hegemonía energética norteamericana en la región.

Para el actual secretario de Estado, Rex Tillerson, que antes de la designación en el gobierno de Trump había sido el presidente de ExxonMovil desde 2006, el chavismo representa también un desafío personal. Para 2007, Hugo Chávez exigió a ExxonMovil, Chevron, Total y ConocoPhillips, que operaban en el país, aumentar las regalías del uno al 30%. Chevron y Total aceptaron la demanda pero ExxonMovil y ConocoPhillips la rechazaron. Después que Hugo Chávez nacionalizara la Faja Petrolífera de Orinoco, donde operaba Exxon, Rex Tillerson demandó a la corporación nacional venezolana PDVSA ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI) exigiendo obtener una indemnización de 20.000 millones de dólares. Después de 10 años de litigios, el CIADI liberó a PDVSA de pagar la indemnización.

Fue un golpe duro no solo a la petrolera sino al ego de Rex Tillerson, cuya "filosofía", según su propia confesión a Steve Coll, consiste simplemente en "ganar dinero". Aquella vez Tillerson perdió y aprendió a actuar con cierta cautela, algo que se vio en sus relaciones con Putin cuando era el presidente de Exxon. Pero nunca perdonó al chavismo por su fracaso en Venezuela y ahora siendo secretario de Estado hace el mayor esfuerzo para ayudar a la oposición en su tarea de sacar a Maduro del poder haciendo revivir, según Misión Verdad, "el conflicto político interno y hacer desprestigiar al gobierno de Maduro a nivel mundial".

Mientras tanto, ExxonMovil está desarrollando sus perforaciones Liza-1 y Liza-2 en Esequibo utilizando al gobierno guyanés, zona reclamada por Venezuela como parte de su soberanía territorial ante las Naciones Unidas. Su plan es recolonizar la Faja Petrolera de Orinoco a través de Esequibo, alcanzando la boca del frente Atlántico. Para lograrlo, las autoridades norteamericanas anunciaron sanciones contra los líderes bolivarianos y amenazaron con sanciones que limiten las exportaciones a Venezuela entre 50.000 a 75.000 barriles de gasolina de las refinerías Citgo Petroleum que tiene el país en Corpus Christi, Texas, y en Lake Charles, Louisiana. En total 20 refinerías en EEUU de Citgo Petroleum se abastecen del crudo pesado de Venezuela que representa un 20% de las importaciones norteamericanas.

American Fuel and Petrochemical Manufacturers (AFPM) ya mandó una carta al presidente Trump advirtiendo que las sanciones contra PDVSA "pondrán en dificultad a las refinerías en EEUU para encontrar salidas alternativas, mientras que Venezuela podrá compensar el déficit fácilmente a través del mercado de la Cuenca Atlántica". También advirtieron que la corporación rusa Rosneft y la china Cnooc saldrían beneficiadas con estas sanciones. En resumidas cuentas, hay poco que puede hacer Washington en este aspecto. Una posible intervención militar utilizando a Colombia, clamada por varios satélites de EEUU en Latinoamérica y el Caribe, fue descartada por el principal asesor de Seguridad Nacional, Herbert R. McMaster quien declaró que no ve "probable una intervención militar pese al pedido de otras naciones".

Lo único que le queda a Washington es seguir apoyando a la oposición que en estos días se quedó sorpresivamente callada. El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, llamó a uno de los líderes más radicales de la oposición, Leopoldo López, condenado por provocar violencia en el país en 2014 que resultó en 43 muertos. Pence agradeció a López por "su coraje y defensa de la democracia en Venezuela" y le prometió que "EEUU responderá con fuertes y rápidas sanciones económicas por la imposición de la Asamblea Constituyente". El mismo Herbert McMaqster se limitó a decir que "Maduro no es solo mal líder: ahora es un dictador". En Europa, la vicepresidenta de la Unión Europea, Federica Moghereni, calificó a la Asamblea Nacional Constituyente como antidemocrática y exhortó a la UE a dar el mayor apoyo a la oposición venezolana.

En América Latina, México fue el primero en sumarse a los dictados de Washington exigiendo sanciones contra Venezuela y no reconociendo su Asamblea Nacional Constituyente. En seguida, la misma posición ha tomado Perú, Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Panamá, Guatemala, España, Costa Rica, Guayana, Honduras, Jamaica, Canadá, Granada, Santa Lucía y la OEA. El presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quien es un fiel servidor de EEUU y es famoso por definir a Latinoamérica como un perro simpático que está durmiendo en una alfombra y no genera ningún problema, convocó por el encargo de Washington una urgente reunión de cancilleres de 17 países. En medio de la protesta nacional, por supuesto, todos los presentes cumplieron a la perfección el rol de "perros simpáticos" condenando a Venezuela por no estar 'durmiendo' y generando 'problemas' a Norteamérica.

En realidad, estos cipayos de Washington no tienen su propia opinión ni están orgullosos de sus países y sueñan con ser americanos dispuestos a entregar sus naciones a cualquier presidente de Norteamérica. Ni siquiera entienden bien las instrucciones de su amo que hace poco por medio del secretario adjunto de Estado para América Latina, Michael Fitzpatrick declaró que "respetamos el gobierno oficial de Venezuela y del presidente Maduro en este momento y no se plantea reconocer a la Asamblea Nacional [de la oposición] como un gobierno paralelo".

De todos modos, lo reconozcan o no la Unión Europea, Estados Unidos y sus incondicionales latinoamericanos y caribeños, el pueblo venezolano ha triunfado y está decidido a afrontar nuevos desafíos otorgando el máximo poder a 545 representantes de base de los venezolanos reunidos en la Asamblea Nacional Constituyente para poner fin a la violencia, al sabotaje y establecer un orden democrático en país.

Entonces, como declaró Nicolás Maduro tras proclamar la victoria, "¡Qué carajo nos importa lo que dice Trump!".

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

DONBASS TE NECESITA

RECOMENDAMOS