Geoestrategia

Las relaciones entre las potencias estadounidenses y europeas como Alemania y Francia están llegando a un mínimo histórico. Esto es especialmente cierto después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, retiró una gran parte del ejército estadounidense estacionado en Alemania a otros países europeos y después de que la canciller alemana Angela Merkel se negó a viajar a la cumbre del G7 en los Estados Unidos debido a la situación de coronavirus fuera de control en el País norteamericano Otra razón importante para la ruptura de las relaciones es el anuncio de Washington de que las empresas que participan en el proyecto del gasoducto Nord Stream 2 serán sancionadas.

Paul Antonopoulos

En noviembre de 2017 se celebró en Ámsterdam una gran y muy interesante conferencia, en la que participaron cerca de mil quinientas personas. El principal tema de discusión fueron los proyectos para el desarrollo de los procesos mundiales basados en tipos opuestos de la Idea del desarrollo global y su conexión con los cambios geopolíticos actuales. El punto clave de la conferencia fue el discurso del teórico e ideólogo del globalismo mundial Bernard Henri Levy. En el formato de una breve conferencia, esbozó su visión de cómo el espíritu del globalismo, toda su Idea, en su ejecución liberal, se proyecta sobre los procesos mundiales actuales: cómo influyen en los acontecimientos que se desarrollan en el Medio Oriente, cuál es la influencia del globalismo en lo que está sucediendo en Irak, y en particular, en la capital del Kurdistán iraquí, Erbil. Levy proporciona un fundamento ideológico básico para todos los procesos mundiales más importantes que tienen lugar con la participación de Occidente, construyendo un esquema ideológico completo, que se deriva desde Eneas [1] y Troya hasta la América moderna y Trump. Al mismo tiempo, Levy enfatizó que había venido a Amsterdam desde Erbil específicamente para hablar sobre los cambios tectónicos que ocurren en la historia del Espíritu, tal como lo entienden los teóricos de la globalización. De hecho, cabe señalar que este tipo de discursos no se pronuncian todos los días, al igual que no todos los años los acontecimientos políticos obligan a los ideólogos de distintos campos a recordar los aspectos más fundamentales de la lucha que libran.

Alexander Dugin

 

El ascenso de China y el retroceso de Estados Unidos se perciben con mayor claridad si comparamos dos fechas: 2008 y 2020.

Raúl Zibechi

Varios acontecimientos recientes en las relaciones entre Rusia y Bielorrusia –en particular, el regreso desde Bielorrusia de 32 presuntos mercenarios Wagner a Rusia, la salida a Rusia del líder de la oposición bielorrusa Tsepkalo, y las dos llamadas telefónicas entre los presidentes Putin y Lukashenko– insinúan que los lazos bilaterales podrían volver pronto a su antiguo nivel fraternal, aunque el hecho es que Minsk simplemente no tiene otra opción realista que volver a comprometerse a Moscú (aunque en los términos de este último) después del dramático fracaso del acto de "equilibrio" del primero y por lo tanto está destinado a ser el "hermano menor" de Rusia en lugar de su "hermano igual".

Andrew Korybko

 

El pasado 21 de julio, Europa estuvo cerca de despertarse con una noticia más impactante que cualquier rebrote de coronavirus: un enfrentamiento militar entre Turquía y Grecia. Aquel martes, barcos militares turcos habían partido hacia Kastellorizo, una isla griega muy cerca de su costa donde Ankara quería realizar prospecciones de gas, para imponerse a la flota griega. Atenas, por su parte, había suspendido las vacaciones de sus militares, declarado el estado de alarma y mandado fragatas a la zona. Pero la canciller alemana Angela Merkel intervino, llamó a Erdogan y consiguió que los turcos volvieran a casa. “Nos recordó a la crisis de los misiles de Cuba en 1962”, le dijo una fuente del Gobierno alemán al diario sensacionalista 'Bild'.

Carlos Barragán

La crisis de Bielorrusia es una guerra híbrida de los Estados Unidos contra los intereses rusos en apoyo de los intereses regionales respaldados por los Estados Unidos en Polonia relacionados con la "Iniciativa de los tres mares", que no perjudicará los intereses de China ni siquiera en el peor de los casos, pese a los planes de Beijing de que el Puente Terrestre Euroasiático atraviese la ex República Soviética, que se ha visto afectada por la Revolución de color, ya que la República Popular ya ha sido pionera en varios corredores complementarios Este-Oeste en los que podría confiar.

Andrew Korybko

 

El intento de revolución de colores en Bielorrusia, que predijimos en junio, evolucionó a lo largo de la semana pasada. Pero los eventos de hoy (18 de agosto) nos dicen que esto terminará pronto.

Moon of Alabama/Misión Verdad

 

En marzo de este año, Arabia Saudita lanzó lo que claramente fue un movimiento catastrófico para recuperar su papel como la superpotencia petrolera mundial. Lo que inicialmente fue un movimiento destinado a alejar los mercados de Rusia, después de que este último se negó a hacer más recortes de producción, se convirtió rápidamente en una repetición torpe e incluso catastrófica del error de cálculo saudita del petróleo en 2014. En este punto, la industria estadounidense del petróleo de esquisto bituminoso está sufriendo como resultado. Sin embargo, la OPEP y Arabia Saudita se encuentran en una profunda crisis cuyo resultado puede transformar radicalmente el mapa geopolítico del poder del petróleo.

F. William Engdahl*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente