alt

Diego Arenas

Resumen: En este artículo se mostrará información y datos que permitirán ver la alianza que existe entre China y Reino Unido, que a nivel mediático no se ha divulgado. Dicha alianza se le ha denominado la “Nueva Era Dorada”, que incluye relaciones diplomáticas sostenibles, cooperación económica-financiera, el acuerdo del cambio del sistema de petrodólar a patrón oro y la participación del Reminbi chino en la canasta de monedas del FMI.

Introducción

Hace aproximadamente 200 años China era un tercio de la economía mundial, toda Europa en conjunto tenía aproximadamente el 25% del comercio mundial y Estados Unidos era insignificante con apenas el 2%. Europa luego despegó gracias a la Revolución Industrial y en 1900 representaba el 40% de la economía mundial y ya era el punto de reunión de las potencias militares más fuertes del mundo. Por su parte, la participación de China había caído alrededor del 10% y Estados Unidos se estaba expandiendo activamente en América del Norte y creciendo tan rápidamente que se había convertido en la economía más grande del mundo en solo un siglo. Ahora bien, pasando por la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial se manifestaron dos bloques de potencia militar y política alrededor del mundo. Las cuales eran Estados Unidos y la Unión Soviética. Ese período de competencia entre ambas potencias se llamó Guerra Fría, pero solo una quedaría en pie —Estados Unidos—. Pero qué pasó con el Imperio británico que era el centro geopolítico mundial durante el siglo diecinueve y la mitad del siglo veinte. Pues pasó a un segundo plano, sin embargo, actualmente está buscando una alianza no muy difundida con China, pero ahora como Reino Unido. Y en esa alianza busca estar mano a mano con la primera potencia económica del 2030, como lo pronostican ya distintos economistas. Para entender mejor a lo que me refiero, se mencionará algunos eventos especiales en los cuales hay una marcada alianza entre China y Reino Unido, —el Dragón y la Casa Windsor—.

Desarrollo

Un evento muy importante es la denominada "Era Dorada", que ambos países China y Reino Unido denominaron para fortalecer sus alianzas políticas y comerciales. Esta era dorada comprendió varios viajes de alto nivel por delegaciones británicas a China en 2010 y 2013, y delegaciones chinas al Reino Unido en 2011 y 2014. Sin embargo, no se puede desmerecer que, a partir del 2013, la Banca Rothschild aliado financiero del Reino Unido y de la corona británica, anunció que distribuiría una parte de sus reservas de oro hacia China. Esto significa el claro interés en los mercados emergentes orientales y en la de China. Además, el plan chino de desarrollo para los años 2011-2015 “ofrece grandes oportunidades para inversores tanto chinos como nacionales” y “RIT Capital Partners planea aprovecharlas”, declaró Jacob Rothschild durante un viaje a China. Ahora bien, es necesario resaltar que la familia Rothschild llegó por primera vez a China en la década de 1830 y dirigió una pequeña empresa que comerciaba con oro y plata en Shanghai. Hoy, el nombre de la familia es más conocido en China por una asociación con ChateauLafite, el vino Rothschild de gran demanda entre los chinos de gran capital. Y esta relación quiere ser una nueva etapa de relaciones económicas y financieras entre ambos, Rothschild (Reino Unido) y China.

A su vez, no se puede desmerecer que el financiero banquero Jacob Rothschild lanzó un fondo de capital privado de 750 millones de dólares para ayudar a los inversores chinos a participar en acuerdos internacionales. La empresa de capital privado de Rothschild, RIT Capital Partners y el inversor chino CreatGroup, proporcionaron capital inicial para el fondo, con la esperanza de recaudar unos 650 millones de dólares de otras empresas chinas, esto en el 2011[[1]]. Además Lord Rothschild dijo que el fondo se centrará en sectores que pueden beneficiar el auge del consumo chino, incluyendo energía limpia, productos farmacéuticos y recursos naturales[[2]]. Por el lado de las finanzas bancarias los bancos estatales de China han elevado su perfil en Londres a través de aumentos de capitales, y China es un accionista importante en el banco más grande de Gran Bretaña, HSBC, un jugador clave en la Iniciativa de la Franja y la Nueva Ruta de la Seda del gigante asiático, China.

El 26 de marzo del 2014, supervisado por el presidente Xi Jinping y el presidente FrancoisHollande, Wang Tianyi, presidente de China International Industrial & Commerce (CIIC) y el presidente de Rothschild, David Rothschild, firmaron un acuerdo de cooperación financiera y, fue la China InvestmentCorporation (CIC), la encargada de administrar gran parte de las reservas chinas de divisas para el acuerdo. Y para el 2015, la CIC informaba administrar 813 mil millones de dólares. Si bien su junta directiva está conformada por funcionarios chinos, son miembros del Consejo Asesor: John Thornton (directivo de Goldman Sachs, HSBC y Barrick Gold y miembro honorario del SchwarzmanCollege) y John Mack (directivo de Morgan Stanley). Pues bien, accionistas de Goldman Sachs y Morgan Stanley son Vanguard y Black Rock, que están en manos de la familia Rothschild. Así pues, de esta forma se ve la gran relación financiera que existe entre la banca Rothschild, que representa los intereses del Reino Unido (Casa Windsor) con China.

Por su parte, el gobierno chino ve que existen cinco ramas de la industria en las cuales puede invertir y sacar buen provecho, las cuales son: biotecnologías, energías alternativasmateriales innovadores y desarrollo de inteligencia artificial. Pues bien, la banca Rothschild quiere ser partícipe de esta inversión. Dado que actualmente las compañías de estos sectores aportan un 3% al PIB del país, pero para 2020 su contribución puede alcanzar un 15%. Por eso la dinastía banquera de origen alemán —Rothschild— utilizaría sus reservas de oro para invertir en China. Y eso se manifiesta en un informe semestral que RIT Capital Partners de Lord Jacob Rothschild analiza: "Nuestra importante posición en el dólar estadounidense se ha reducido un poco, ya que, luego del alza del dólar vimos oportunidades interesantes en otras monedas además del oro, lo que refleja nuestras preocupaciones sobre la política monetaria y los rendimientos reales cada vez menores". Y claro está, puesto que desde la perspectiva de Bill Holter, ve que “cuando la bolsa física de China haga cotizar el oro más que las bolsas de papel de Occidente, las cajas fuertes de las economías occidentales quedarán vacías. Entonces seremos testigos no solo del mayor desplazamiento de riqueza en la historia, sino también del desplazamiento del poder financiero. China tomará el liderazgo y se hará difícil para cualquiera alcanzarle[[3]].

Por su parte, Daniel Estulin, exanalista de la KGB y doctor en inteligencia conceptual, manifiesta que desde la perspectiva del desmontaje económico se sigue el mismo patrón de siempre: de Venecia a Inglaterra, de Inglaterra a Estados Unidos y ahora de Estados Unidos a China (del petrodólar al yuan/oro). Y esta alianza que existe entre Reino Unido y China puede ser uno de los primeros síntomas del cambio de paradigma que se construyó en la etapa de la post Guerra Fría.

Básicamente, lo que se ha visto aquí, es que a través de la banca Rothschild existe un movimiento financiero y político hacia China. Pero ello es insuficiente para explicar, y es por ello que se detallará más eventos que permitan entender dicha alianza.

Ya para el 2015, Reino Unido fue la primera nación del G7 que se une al Banco Asiático de Inversiones de Infraestructuras y, por su parte, “La Casa Blanca expresó su preocupación sobre la decisión del Reino Unido de participar en la creación de una nueva institución financiera impulsada por China, el Banco Asiático de Inversiones de Infraestructuras, que Washington teme que aspire a competir con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco de Desarrollo Asiático. Además, el 20 de octubre del 2015, Xi Jinping firma acuerdos con Reino Unido en Londres, en un encuentro que incluía tener que pasear en el carruaje real con la reina Isabel II y dormir en su mismo palacio real. Se registra que en la visita se acordó el cierre de inversiones comerciales por un valor de 30.000 millones de libras (42.000 millones de euros). A su vez se pactó un acuerdo para la futura emisión de petroyuanes con respaldo en oro y su comercialización a través del sistema financiero de Londres, lo que le posibilita a China ir desplazando al petrodólar estadounidense[[4]].

También existe una declaración conjunta entre el Reino Unido y China, que se registra en la fecha: 22 de octubre del 2015, de la cual se van a resaltar algunas citas:

“Por invitación de Su Majestad la Reina Isabel II del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, el excelentísimo presidente Xi Jinping de la República Popular de China, realizó una visita de Estado al Reino Unido del 19 al 23 de octubre del 2015. Durante la visita, el Presidente Xi, fue recibido por Su Majestad y miembros de alto rango de la Familia Real, y mantuvo extensas discusiones en profundidad con el primer ministro David Cameron en el número 10 de Downing Street”.

“Las dos partes reconocen la importancia global y la importancia estratégica de las relaciones más fuertes entre el Reino Unido y China en la promoción de la paz, la estabilidad y la prosperidad mundial”. “El Reino Unido y China consideran que el desarrollo de cada uno brinda importantes oportunidades para la cooperación bilateral. Ambas partes mejorarán el comercio bilateral y la inversión y apoyarán la competitividad económica mutua y la innovación en beneficio de ambos pueblos en la próxima década”.

“Las dos partes enfatizan la importancia de la inversión bilateral para promover el crecimiento y el empleo y continuarán expandiendo el comercio bidireccional de bienes y servicios. Se comprometen a crear un entorno de políticas justas, transparentes, positivas y favorables para las empresas y para la inversión bidireccional y abordar las inquietudes de las empresas con respecto al acceso al mercado y a las regulaciones. Además, trabajarán juntos para proteger la propiedad intelectual de las empresas chinas y británicas en ambos países”.

“Ambas partes tienen un gran interés en cooperar en las principales iniciativas de la otra, como lo es, la iniciativa de China "Belt and Road" y el Plan Nacional de Infraestructura del Reino Unido y el NorthernPowerHouse. A su vez, seguirán discutiendo una alianza de infraestructura entre el Reino Unido y China bajo los mecanismos existentes y explorarán la cooperación a la luz del Fondo de Inversión Conjunta China-UE y la Plataforma de Conectividad. Esto incluye apoyar la cooperación entre China y el Banco Europeo de Inversiones”.

(…) “Ambas partes dan la bienvenida a la participación activa de Londres en la internacionalización del Reminbi (RMB), y continuarán haciendo crecer el mercado offshore del Reminbi de Londres. El Reino Unido acoge con beneplácito la emisión por parte de China de un bono soberano en Reminbis en Londres, el primero de su tipo fuera de China. Ambas partes apoyan la Bolsa de Valores de Shanghai y la Bolsa de Valores de Londres para llevar a cabo un estudio de viabilidad sobre una conexión de acciones (…) El Reino Unido apoya la inclusión del Reminbi en la canasta de los Derechos Especiales de Giro (DEG), sujeto al cumplimiento de los criterios existentes en la próxima revisión del DEG en el FMI. Ambas partes instan a los miembros que aún tienen que ratificar la cuota del 2010 y las reformas de gobernanza y sin demora para mejorar aún más la voz de los mercados emergentes y los países en desarrollo”[[5]].

Es necesario resaltar que el 1 de octubre del 2016, el FMI agregó al Renminbi chino a su canasta de moneda, el DEG. Una breve historia del DEG, narra que fue creado por el FMI en 1969, como una reserva internacional complementaria en el contexto histórico del sistema de paridades fijas que lideraba el sistema financiero Bretton Woods. Los países que participaron en este sistema necesitaban reservas oficiales que estén avaladas por una organización internacional. Dado que era necesario obtener tenencias del gobierno o el banco central, ya sea en oro o monedas extranjeras de amplia aceptación. Para que de esa forma pudiesen ser utilizadas para adquirir la moneda nacional de otro país en los mercados cambiarios. Básicamente, los países miembros del FMI compran los DEG para cumplir con sus obligaciones. Y en otros casos, los venden para ajustar la composición de sus reservas internacionales. En ese contexto, el FMI actúa en calidad de intermediario entre sus miembros y los tenedores autorizados de los DEG para garantizar los intercambios en monedas de libre uso. Esto significó que ya se tenía en cuenta a la moneda china como parte de una divisa internacional, y esto en el sistema financiero global sería un paso más para que China tenga mayor importancia, y eso ya lo podemos visualizar con más datos de la actualidad en el ascenso de China y la proyección económica-financiera como potencia firme para el 2030.

Sin embargo, no solo es este evento que anunciaba la llegada de China al sistema financiero, dado que el total de las reservas mundiales de divisas en todas las monedas aumentó a 11,4 billones de dólares en el cuarto trimestre del 2018. Pero la cantidad de reservas de cambio denominadas en USD se redujo a 6,62 billones de dólares, y la participación del dólar en las reservas mundiales de divisas se redujo a 61.7%, que fue la más baja desde el período 2013-2018. En otras palabras, la tendencia es que el dólar como divisa internacional pierda hegemonía, que prácticamente significa confianza, porque todo lo que se está manifestando es el regreso al patrón oro, que contiene los siguientes eventos claves: la venta de bonos estadounidenses por parte de China, que en el 2018 tenía el 18,7% de los bonos, un total de 1,1892 billones de dólares, el traslado de cientos de toneladas de oro por parte del sistema financiero de los Rothschild a China, la obtención de los contratos de petróleo a futuro por parte de China al 51% y el paso de la impresión del dólar de la Reserva Federal hacia el Tesoro estadounidense. Así pues, no se puede negar que el Reino Unido está de ese lado, del cambio de sistema petrodólar a patrón oro.

Por otro lado, si vemos solo algunos datos de inversión en el 2014, por parte de King & Wood Mallesons, que calculó la inversión extranjera directa del Reino Unido a China en casi 6,7 mil millones de libras en acciones de activos. Y que la firma de abogados espera que esto aumente a 26 mil millones de libras para 2020, a medida que la economía china se abra al capital extranjero, pues aquello confirma que a nivel de relaciones económicas ambas partes proyectan una economía amigable. A su vez, el Reino Unido contribuyó con alrededor del 1% de la inversión extranjera directa total a China. Y se estima que en el 2019 esto aumentará a 2%, pero de un total mucho mayor. Por otra parte, según el informe BranchingOut: las oportunidades de inversión en China en el 2020 es que se convierta en uno de los mercados globales más impulsadores para los inversores extranjeros, con oportunidades que suman un total de 1.3 billones de libras para 2020, un 95% más que el valor de 667 mil millones de libras de inversión registradas en el 2014[[6]].

Se proyecta también, que el Fondo Monetario Internacional podría tener su sede en Beijing en una década, si las tendencias de crecimiento de China y otros grandes mercados emergentes continúan. Por su parte, Lagarde dijo en un evento del Centro para el Desarrollo Global en Washington que tal movimiento era "una posibilidad" porque el Fondo necesitará aumentar la representación de los principales mercados emergentes a medida que sus economías crecen y son más influyentes[[7]]. Así que esta declaración de Largarde hay que tenerla en cuenta, puesto que la proyección del traslado financiero a nivel global hacia China ya se está consolidando. Y por lo visto Reino Unido no quiere estar fuera de la jugada.

Otro aspecto que no se puede desestimar es que el Reino Unido realizó un comercio masivo de 55 mil millones de dólares con el gigante oriental en el 2016, lo que significa que se convirtió en el octavo socio económico más grande de Beijing en el mundo. Solo la potente en fabricación de la Unión Europea, Alemania, hizo más comercio con el país en el 2016 que Gran Bretaña, y esto según los datos publicados por la Confederación de la Industria Británica[[8]]. Ahora bien, en diciembre del 2017, el gobierno británico anunció una nueva fase en la llamada Era Dorada de las relaciones con China, con acuerdos para cooperar en ámbitos como servicios financieros, comercio, inversión e innovación científica. Reino Unido unirá fuerzas con China en una alianza posterior al Brexit que marcará una "Era de Oro" para las relaciones internacionales y el comercio. Y por su lado, LiuXiaoming, embajador de China en el Reino Unido, dijo que el país ahora tiene nuevas oportunidades increíbles gracias a su próxima independencia. Además, el embajador chino dijo que las naciones podrían profundizar su confianza política, aumentar las relaciones comerciales y ampliar la cooperación internacional. Además, escribió: “Aquí en el Reino Unido, en medio de negociaciones críticas sobre el Brexit, se está revelando una nueva era para la “Gran Bretaña global”. También dijo que “A principios de este mes —enero del 2018—, tuve una mesa redonda con la comunidad empresarial china, aquí en el Reino Unido. “En su mayor parte, hablamos sobre las nuevas oportunidades que ofrece una Gran Bretaña cada vez más abierta e independiente. “Esto refleja plenamente la confianza de la comunidad empresarial china en las perspectivas económicas para la cooperación entre China y el Reino Unido. "Y esto me ha llevado a creer que, si China y el Reino Unido aprovechan las oportunidades de esta nueva era, nuestra cooperación empresarial puede generar un nuevo impulso”[[9]].

En el 2017 el viceprimer ministro chino —MaKaiMa— hizo declaraciones en Beijing cuando copresidió el noveno Diálogo Económico y Financiero entre China y el Reino Unido, en donde se encontraba presente el canciller británico de Hacienda, Philip Hammond. “Se alcanzaron setenta y dos resultados políticos después que las dos partes mantuvieron fructíferos debates sobre macroeconomía, comercio e inversión, estrategias industriales, reformas financieras y desarrollo, así como la cooperación en el marco de la construcción de la Franja y la Nueva Ruta de la Seda”. Claramente se ve que esta alianza es un escenario que no se debe dejar de lado, puesto que en el 2017 se cumplió el 45 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Gran Bretaña, que abre nuevas oportunidades para profundizar la cooperación entre ambas partes[[10]].

Ya para el 2019, el viceprimer ministro HuChunhua, dijo que “China y el Reino Unido deberían fomentar nuevos aspectos destacados en la cooperación financiera y mejorar la gobernanza económica mundial para inyectar nueva vitalidad a nuestras relaciones bilaterales". Por su parte, el canciller ingles Hammond, “elogió la fructífera cooperación desde el primer diálogo económico y financiero, y que el Reino Unido tiene ventajas únicas para impulsar el comercio, la inversión, las finanzas y la cooperación energética con China. El Reino Unido trabajará con China para salvaguardar el multilateralismo y el sistema de comercio multilateral”, dijo Hammond[[11]]. Ahora sí, se pasará a ver algunas conclusiones de lo visto.

Conclusiones

  • Existe una alianza política y económica clara entre China (Dragón) y Reino Unido (Casa Windsor).
  • Ambos, China y Reino Unido, buscan tener relaciones diplomáticas sostenibles para un nuevo orden mundial financiero que se avecina, puesto que al acordar el cambio del sistema petrodólar a patrón oro, se debe formar alianzas para adecuarse a cambios globales. Además, la aceptación y cooperación de colocar al Reminbi a la canasta básica del FMI, es un signo muy importante dentro del sistema internacional ya que se quiere impulsar más la economía china en un futuro como el 2030.
  • Las nueva era dorada de ambos países no está muy bien difundida a nivel global, sin embargo, es algo que se debe tener en cuenta en las Relaciones Internacionales porque Reino Unido podría estar saliendo del marco del sistema de Breton Woods silenciosamente y dejando a sus aliados clásicos como Europa y Estados Unidos.

Referenciasbibliográficas

[[1]] Reuters. (31/March/2011). Rothschild venture taps China private equity demand. Reuters. Obtenido de https://www.reuters.com/article/us-rothschild-china-idUSTRE72U1IE20110331

[[2]] Financial Times. (20/July/2011). Rothschild drawn to outbound Chinese funds. FinancilaTImes. Obtenido de https://www.ft.com/content/87c0c108-b2cc-11e0-bc28-00144feabdc0

[[3]] Holter, B. (18/March/2015). New Economic Alliances. Does China have an Option? The Role of Gold. globalresearch. Obtenido de https://www.globalresearch.ca/new-economic-alliances-does-china-have-an-option-the-role-of-gold/5437291

[[4]] Guimón, P. (20/Octubre/2015). La visita de Xi abre una “era dorada” entre China y Reino Unido. Elpais. Obtenido de https://elpais.com/internacional/2015/10/20/actualidad/1445339815_411974.html

[[5]] Foreign & Commonwealth Office. (22/October/2015). UK-China Joint Statement 2015. Foreign & Commonwealth Office. Obtenido de https://www.gov.uk/government/news/uk-china-joint-statement-2015

[[6]] Burn-Callander, R. (19/January/2015). UK to 'quadruple' investment in China within five years. telegraph. Obtenido de https://www.telegraph.co.uk/finance/china-business/11353826/UK-to-quadru...

[[7]] Reuters. (27/July/2017). IMF could be based in Beijing in a decade: Lagarde. Reuters. Obtenido de https://www.reuters.com/article/us-imf-china-lagarde-idUSKBN1A922L

[[8]] Guitteridge , N. (3/November/2017). ‘Ahead of the curve’ British trade with global giant China booms as rest of EU lags behind. express-uk. Obtenido de https://www.express.co.uk/news/politics/875163/Brexit-news-UK-trade-with...

[[9]] Chandler , M. (29/January/2018). China and UK to join forces in Brexit alliance amid hopes of lucrative trade deal. express-uk. Obtenido de https://www.express.co.uk/news/politics/911599/Brexit-China-UK-Beijing-v...

[[10]] China Daily . (18/December/2017). China, UK to enrich 'golden era' of ties. China Daily . Obtenido de http://www.chinadaily.com.cn/a/201712/18/WS5a371872a3108bc8c6735355.html

[[11]] China daily. (18/June/2019). China, UK pledge more cooperation. China daily. Obtenido de http://global.chinadaily.com.cn/a/201906/18/WS5d083ceaa3103dbf14328caf.htm

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente