Libros Recomendados

Geoestrategia

China, Rusia e Irán se están preparando para nuevos ejercicios conjuntos, en el norte del Océano Índico. El triunvirato parece más decidido que nunca a mostrar su unidad tanto dentro del marco trilateral como dentro del gran espacio euroasiático en su conjunto, que se ha convertido en una punta de lanza obvia del concepto multipolar. Y probablemente también de la comunidad internacional real.

Mikhail Gamandiy-Egorov

El Grupo de naciones de Davos celebró recientemente su reunión anual por vía electrónica, ya que el coronavirus impidió la asistencia en persona por primera vez. Estados Unidos estuvo representado por John Kerry, uno de los muchos demócratas reciclados de los años de Obama. Rusia estuvo representada por su presidente, Vladimir Putin, y China, por primera vez desde 2017, por su presidente Xi Jinping. Los medios occidentales ignoraron en gran medida la contribución de los dos últimos, pero lo que tenían que decir era significativo y digno de un examen más detenido.

James O'Neill*

Debo decirles a todos aquellos que defienden las teorías conspirativas que no deben leer este texto: no voy a escribir nada que tenga que ver con la creación del capitalismo inclusivo que esta siendo promocionado por el Papa, los Rothschild y los Rockefeller (1). Para ello es mejor leer la prensa oficial.

Mikhail Khazin

El Gobierno de Boris Johnson comienza a definir la Global Britain, un nuevo Reino Unido al que los euroescépticos se refieren cual tierra prometida de la Biblia. Cuando se cumple un año del divorcio legal entre Londres y Bruselas y un mes del fin de periodo de transición, Downing Street -enfatizando más que nunca que ahora es dueño de su soberanía y puede negociar acuerdos comerciales con quien le plazca-, ha presentado formalmente este lunes su adhesión al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, en inglés). La jugada no solo hay que analizarla desde el punto de vista económico, sino también desde el geopolítico en un tablero internacional en el que Londres no quiere perder su influencia.

Celia Maza

La semana pasada trazamos los pasos históricos y geopolíticos necesarios para comprender por qué Rusia está volviendo loco a Occidente .

Pepe Escobar

 

La nueva Administración de Biden ha dejado en claro desde el primer día que adoptará una política hostil y agresiva contra la Federación Rusa de Vladimir Putin. La política detrás de esta postura no tiene nada que ver con las malas acciones que la Rusia de Putin haya cometido o no contra Occidente. No tiene nada que ver con las absurdas acusaciones de que Putin hubiera envenenado al disidente pro estadounidense Alexei Navalny con el agente nervioso ultraletal Novichok. Tiene que ver con una agenda mucho más profunda de los poderes fácticos globalistas. Esa agenda es la que se está avanzando ahora.

F. William Engdahl*

Sin embargo, Irán no ha preparado ninguna clase de medidas disuasivas, mientras que Israel lanzó el 13 de enero una serie de ataques aéreos sobre la región de Deir ez-Zor en Siria, además de realizar varios ataques en las fronteras de Siria e Irak. Como resultado de estos ataques murieron más de cien personas, entre ellas muchos militares iraquíes y sirios. El 21 de enero, la Fuerza Aérea de Israel volvió a atacar el territorio de Siria y justificó estos ataques como "medidas preventivas" en contra de la expansión de los iraníes.

Leonid Savin

El verdadero invierno, con su clima helado, finalmente ha llegado. Junto con el gélido invierno, las protestas en Bielorrusia también se han congelado. Las protestas de quienes no reconocen los resultados oficiales de las elecciones presidenciales de agosto aún continúan, pero a diferencia de las protestas masivas en invierno cuando las protestas semanales fueron asistidas por decenas de miles de personas, las protestas en Bielorrusia ahora cuentan con un número muy reducido de personas en barrios apartados de la capital. Este aparente cambio no puede explicarse solo por el clima helado; no se han logrado resultados concretos en estas protestas en cinco meses (los manifestantes no pudieron derrocar al presidente Lukashenko; ni han logrado cambiar las elecciones), el interés de las masas ha desaparecido en gran medida.

Deniz Berktay*

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente