alt

Las recientes fotos del submarino nuclear Belgorod, portador de drones submarinos, causaron furor en los medios occidentales. Las características técnicas de la nave se mantienen en secreto, pero el analista militar Víktor Baranets, consultado por Sputnik, explicó cuál es su peculiaridad principal.

Los medios estadounidenses y alemanes quedaron impresionados por el sumergible Belgorod botado el 23 de abril y destacaron su tamaño y su capacidad de realizar misiones especiales en total secreto y portar los drones Poseidon.

Según el coronel retirado Víktor Baranets, especialista militar del diario Komsomolskaya Pravda, los estadounidenses todavía desconocen varias características del submarino.

"Esta nave es capaz de alcanzar una profundidad no solo de 500 metros, sino incluso mayor, lo que los estadounidenses todavía no saben. Además, tiene una buena velocidad submarina que puede superar 30 nudos. Pero… ¿cómo lo hace?", se preguntó el experto.

Los analistas estadounidenses señalaron que las hélices de este submarino siguen siendo un misterio porque salen cubiertas con una funda en todas las imágenes disponibles.

"¿Cuál es el secreto? Pues está en un diseño especial de las hélices, de las que dependen tanto la velocidad del submarino como su bajo ruido. Si las palas se colocan con cierto ángulo y se cubren con un material especial, resulta muy difícil detectar este submarino. Sí, las hélices son una de las peculiaridades más serias del submarino Belgorod", afirmó Baranets.

Además, el Belgorod es capaz de portar los drones submarinos Poseidon, bautizados por el diario alemán Stern como "torpedos del juicio final".

"La singularidad de este aparato es que no tiene limitaciones de alcance. El objetivo principal de esta arma disuasoria es destruir las instalaciones militares estratégicas del enemigo", comentó Baranets.

El experto explicó cómo funciona el Poseidon, calificado también por el medio chino Global Times como "todopoderoso".

"Un Poseidon lanzado a la línea costera del enemigo puede acercarse a la costa, apostarse allí y esperar la orden de atacar. Imagínense que seis Poseidon a la vez lleguen a una costa con una carga de dos megatones cada uno… La aparición de estas armas en Rusia seguramente cambiará las ideas de las doctrinas navales".

Según Baranets, actualmente no hay armas de este tipo en ningún otro país del mundo.

"El Poseidon alcanza una velocidad vertiginosa de unos 200 km/h. Hoy en el mundo no hay antitorpedos capaces de hacer frente al Poseidon. Tampoco hay aparatos capaces de navegar a una profundidad de un kilómetro. Al sumergirse tan profundamente, el Poseidon puede llegar a la meta sin que lo detecten. Este es el principal temor de nuestros oponentes", señaló Víktor Baranets.

Se prevé que el sistema entre en servicio de la Armada rusa a principios de 2021.

"Rusia recibirá un arma que no tiene ningún otro país del mundo. Hablé con varios expertos y les pregunté cuántos años tardarían los estadounidenses en encontrar un antídoto para el Poseidon. Y me dijeron que necesitarían al menos 50 años, es decir, medio siglo", concluyó el experto militar.

El dron fue presentado por primera vez en marzo de 2018 por el presidente ruso, Vladímir Putin, durante su discurso ante la Asamblea Federal. Según el mandatario, estos aparatos son capaces de transportar municiones convencionales y nucleares, lo que les puede permitir atacar grupos de portaviones, fortificaciones e infraestructura costeras. El submarino nuclear polivalente Belgorod del proyecto 949A Antei es una nave experimental para los drones Poseidon.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS