alt

La agencia espacial rusa Roscosmos está considerando construir un avión espacial propulsado por un reactor nuclear, de acuerdo con una nota obtenida por una agencia de noticias rusa. La medida podría «remodelar» el mercado de lanzamientos espaciales, dice el documento.

Un avión cohete es un avión propulsado por motores de cohetes. Los jets convencionales demostraron ser mejores para el vuelo solo en la atmósfera, pero este tipo de vehículo encontró su aplicación de nicho como una nave espacial reutilizable, especialmente como el programa SpaceShuttle.

Hoy en día, varios cohetes todavía están operativos, como el SpaceShipTwo, que está destinado a vuelos turísticos suborbitales. Roscosmos cree que tal avión podría ser viable para misiones espaciales si está equipado con una planta de energía nuclear, dice un memorando revisado por RIA Novosti.

La planificación para el desarrollo futuro del sistema espacial reutilizable debe incluir la consideración de diseños novedosos, como los aviones cohete con un motor de propulsión nuclear. Tales sistemas pueden remodelar el mercado para lanzamientos espaciales en el futuro y crear nuevos nichos.

El memorándum dice que la experiencia de Rusia con la creación del avión espacial Buran y sistemas espaciales similares sería útil para diseñar tal nave en el futuro.

La energía nuclear es difícil de usar en el espacio, y mucho menos para aprovecharla para proporcionar propulsión. La URSS experimentó colocando pequeños reactores nucleares en sus satélites para su resistencia, pero el incidente con el Kosmos 954, que funcionó mal y cayó en Canadá en 1977, mostró que los posibles problemas probablemente superan los beneficios. Las mejoras en los paneles solares los convirtieron en la fuente de energía para llevar en aplicaciones espaciales, mientras que los propulsores químicos y de gas comprimido se utilizan para la propulsión.

La imagen puede ser diferente para misiones espaciales de largo alcance, en las que una fuente de energía confiable, capaz de proporcionar propulsión durante meses en lugar de minutos sería una gran ventaja. Rusia está trabajando actualmente en un proyecto denominado TEM, un cohete de propulsión nuclear que funciona con un reactor nuclear de megavatios.

El experto militar Mikhail Khodarenok dice que la redacción vaga de la nota indica que Roscosmos está lejos de tomar una decisión para construir un avión espacial propulsado por energía nuclear.

Trabajar en problemas inmediatos, como terminar el cosmódromo de Vostochny o enfrentar la competencia de compañías privadas de lanzamiento espacial como Spacex, es una prioridad mayor para la agencia espacial rusa, cree.

Reconocimiento bien merecido: ElonMusk se sincera sobre los cohetes espaciales rusos

El fundador de SpaceX y Tesla, ElonMusk, en un tuit reciente calificó a los propulsores espaciales rusos de los mejores entre los que están en uso y expresó su opinión respecto a las posibilidades de la futura versión reutilizable del cohete ruso Angara.

"Rusia tiene una industria de construcción de cohetes excelente y los mejores propulsores que están en uso. La versión reutilizable de su nuevo cohete Angara será genial", escribió el empresario en su cuenta de Twitter.

​El proyecto de la versión reutilizable del Angara empezó a ser desarrollada en enero pasado por los especialistas de la agencia espacial rusa Roscosmos, el Centro Jrunichev y la Oficina de Diseño Miasischev. Está previsto que el diseño del cohete sea presentado este año.

El portador, según el plan actual, estará dotado de alas plegables. También se estudian otras variantes del regreso de la primera etapa, entre ellos, el uso de propulsores —parecidos al sistema de aterrizaje del cohete Falcon 9 de Space X— o el uso de paracaídas.

El tuit del multimillonario fue una respuesta al artículo del medio ArsTechnica en el que alabó el éxito de la nave espacial CrewDragon de SpaceX que se acopló a la Estación Espacial Internacional el pasado 3 de marzo. La misma nota investigó, con un enfoque bastante negativo, la reacción de Rusia a este acontecimiento