alt

 

MOSCÚ (Sputnik) — La empresa rusa Sistemas de Aviación desarrolló un nuevo sistema de aeronaves no tripuladas que incluye dos drones, uno de tipo avión y otro de tipo helicóptero, comunicó a Sputnik un portavoz de la compañía.

Según explicó, se trata de un equipo destinado para misiones de exploración y que pertenece a la clase táctica TAKR 2.

El dron de tipo avión lleva en su parte delantera un rotor de propulsión, tiene un peso al despegue de hasta 6,5 kilogramos y puede permanecer en el aire aproximadamente 1,5 horas.

A su vez, el dron de tipo helicóptero es un cuadricóptero [helicóptero con cuatro rotores], tiene un peso al despegue de hasta 5,1 kilogramos y una autonomía de vuelo de hasta una hora.

Ambos aparatos utilizan un sistema de comunicación propio de la empresa Sistemas de Aviación que permite controlarlos a distancias de hasta 15 kilómetros.

Los diseñadores del equipo proponen utilizar en calidad de carga útil un dispositivo de observación y vigilancia que permite identificar a las personas a distancias de hasta 1,5 kilómetros tanto de día como de noche.

El experto ruso en aeronaves no tripuladas, DenísFedutínov, comentó que la empresa Sistemas de Aviación tomó una decisión bastante original al unir drones de distinto tipo en un solo sistema.

"Esta decisión tiene ventajas e inconvenientes: lo positivo es que se amplían las posibilidades del sistema y su utilización resultará más barata que el uso de los dos drones por separado; pero por otro lado serán más altas las exigencias en cuanto al nivel de preparación de los operadores", indicó el experto.

Rosatom estrena un robot inmune a la radiación

 alt

La empresa Rosatom presentó un sistema de manipulación robotizada para las centrales nucleares. Se trata de un tipo de robot humanoide teledirigido capaz de operar en zonas con altos niveles de radiación.

Un vídeo publicado en la cuenta de YouTube de la empresa explica que el robot está dotado con un sistema de control que copia los movimientos del operador mediante un exoesqueleto mientras el empleado ve lo que 'ven' las cámaras instaladas en el aparato.

La ventaja del robot radica en que sus manos imitan las de un humano y permiten realizar las mismas tareas.

Por ejemplo, permiten manejar objetos frágiles o usar maquinaria convencional para obras de mantenimiento, desmantelamiento o ensamblaje en zonas con altos niveles de radiación. Además, el robot está adaptado para operar en el agua.

Este nuevo robot es un 'primo' del ruso Fedor, creado por la Fundación de Investigaciones Avanzadas (FPI, por sus siglas en ruso).

En marzo pasado, el presidente del consejo científico de la FPI afirmó que Rosatom fue una de las partes interesadas en el desarrollo del Fedor, en particular, para incorporar las tecnologías robóticas en los procesos potencialmente peligrosos para los humanos.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS