Según reporta el Wall Street Journal en su edición del 14 de octubre de 2020, cientos de ‎‎«rebeldes sirios» están partiendo de Siria hacia Azerbaiyán para combatir en el Alto Karabaj cobrando un ‎salario entre 7 y 10 veces superior al salario medio sirio [1].‎

Estos sujetos aseguran que su intención es servir a Turquía por tratarse del único país que aún ‎sigue ayudándolos. ‎

Turquía ya trasladó a Libia 5 000 yihadistas provenientes de la región siria de Idlib, aún ‎bajo control de varios grupos terroristas, y ahora envió al menos 1 000 de ellos a Azerbaiyán, país ‎que los utiliza en su ofensiva contra el Alto Karabaj, donde ya han muerto varias decenas de esos ‎individuos, como ha podido comprobarse por las esquelas fúnebres publicadas en varios ‎sitios web yihadistas. ‎

Rusia ve esta afluencia de yihadistas a su zona de influencia como una amenaza de consideración, ‎al extremo que el ministro de Defensa de la Federación Rusa, el general Serguei Choigu, ‎se comunicó telefónicamente con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, el 13 de octubre, ‎para exigir explicaciones de Turquía sobre su comprobado trasiego de terroristas [2]. ‎

Notas

[1] “Hundreds of Syrian Rebels Join ‎Armenia-Azerbaijan Fight”, Raja Abdurahim, The Wall Street Journal, 14 de octubre de 2020.

[2] «Rusia exige a Erdogan explicaciones ‎sobre el Alto Karabaj», Red Voltaire, 14 de octubre de 2020.

Putin alerta de presencia de combatientes extranjeros en Karabaj

Putin expresa la preocupación de Rusia sobre la presencia de combatientes procedentes de países de Asia Occidental en la región en disputa de Nagorno Karabaj.

En una llamada telefónica mantenida este miércoles con su par turco, Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha advertido contra la presencia de fuerzas militares extranjeras enviadas a la región de Nagorno Karabaj desde ciertos países de la región de Asia Occidental.

El mandatario ruso ha subrayado la necesidad de llevar a cabo esfuerzos conjuntos “para poner fin al derramamiento de sangre” y garantizar una solución pacífica y dialogada al conflicto entre Azerbaiyán y Armenia por la región de Nagorno Karabaj.

En esta misma línea, Putin ha pedido a su par de Turquía, país aliado de Azerbaiyán, que “contribuya, de manera constructiva”, a reducir la tensión en la región fronteriza de Nagorno Karabaj, que es foco de conflicto entre Bakú y Ereván durante cerca de tres décadas.

La espiral bélica en Nagorno Karabaj volvió a reavivarse el 27 de septiembre, tras desatarse duros enfrentamientos que han dejado decenas de muertos en ambos bandos y que han continuado hasta que Armenia y Azerbaiyán consintieron en declarar, con la mediación de Rusia, un alto el fuego, que entró en vigor el 10 de octubre. Desde entonces, los dos países se han acusado mutuamente de estar incumpliendo el cese de hostilidades.

Desde el primer instante del resurgimiento de las tensiones, el Ministerio armenio de Defensa ha denunciado la participación de Turquía en los ataques aéreos y de artillería de Azerbaiyán contra la región en disputa, y ha acusado a Ankara de trasladar terroristas de otros países a Azerbaiyán.

Si bien Turquía ha expresado abiertamente su apoyo a Bakú, ha rechazado, no obstante, las afirmaciones sobre el envío de combatientes procedentes de Siria a Nagorno Karabaj.

Diferentes países de la región, incluidos Rusia e Irán, han llamado a las partes involucradas en el conflicto a la moderación, el diálogo y el cese de hostilidades, aseverando que el prolongado conflicto solo se resolverá mediante el diálogo, puesto que los enfrentamientos militares solo agravan la situación y amenazan la paz y seguridad regionales.

Irán derriba un dron de fabricación israelí que entró en su territorio desde Azerbaiyán

El martes por la mañana Irán derribó en su territorio a un dron kamikaze israelí de tipo Harop que había entrado desde Azerbaiyán. No se sabe si este dron es uno de los adquiridos por este último país a la entidad sionista y que Bakú ha utilizado durante el conflicto con los armenios en Nagorno-Karabaj.

Los restos del dron fueron encontrados en Pars Abbad, un pueblo de la provincia de Ardebil, a algunos kilómetros de Tabriz, una importante ciudad iraní situada a 85 kms de la frontera de Azerbaiyán.

Armenia ha derribado también algunos drones israelíes, incluyendo el avanzado dron Hermes, que poseía el Ejército azerbaiyano.

Los expertos señalan de que el dron no ha podido volar accidentalmente hacia el territorio de Irán, lo que indica que se trató de una acción deliberada.

Irán, que ha mantenido una postura neutral en el conflicto de Nagorno-Karabaj, ha advertido en contra de cualquier derramamiento del conflicto hacia su territorio después de que algunos obuses del Ejército azerbaiyano cayeran en su territorio, lo que llevó a Bakú a disculparse por tales incidentes.

El Alto Tribunal de Israel se niega a ‎examinar la venta de armas a Azerbaiyán‎

El Alto Tribunal de Israel rechazó el pedido que le fue presentado para que analizara la venta a ‎Azerbaiyán de armamento israelí para su uso en la ofensiva contra el Alto Karabaj [1]. ‎

Esa decisión, tomada por el juez Yosef Elron (foto) –un ex juez militar notoriamente complaciente ‎con los servicios secretos israelíes– significa que ni siquiera habrá una audiencia de testigos ‎ni presentación de alegatos sobre la cuestión. ‎

A pesar de que los registros de radar de Fligth24 –sitio web que permite seguir la circulación aérea ‎internacional en tiempo real– demuestran que 2 grandes aviones de transporte ‎azerbaiyanos recogieron carga en Israel justo antes de la ofensiva de Azerbaiyán en el Alto Karabaj y sólo ‎‎3 días después del inicio de las hostilidades [2], el juez del Alto Tribunal de Israel ‎estimó que no hay pruebas del uso de armamento israelí contra los armenios. ‎

Aunque Amnistía Internacional testimonió que el ejército de Azerbaiyán está utilizando drones ‎israelíes contra los civiles armenios, el juez israelí consideró que no está demostrado que Israel ‎vendiera esos aparatos sabiando cuál iba a ser su uso final. En 2015, el ejército azerbaiyano había ‎mostrado varios drones israelíes nuevos en un desfile militar. ‎

Defensores sistemáticos del Estado de Israel –como el estadounidense Noam Chomsky [3]– han tratado de minimizar el ‎asunto afirmando que Israel vendió armamento a Azerbaiyán sólo por afán de lucro. ‎

 

En respuesta a ese argumento, el presidente del Instituto de Jerusalén sobre el Holocausto y el ‎Genocidio, Israel W. Charny, plantea una interrogante:
Si los nazis hubiesen decidido eliminar sólo a los gitanos y no a los judíos, ¿el Estado de Israel ‎habría aceptado suministrarles los medios para concretar el genocidio? ‎

 

Notas 

[1] “High Court ‎rejects ban on arms sales to Azerbaijan as lacking evidence”, Yonah ‎Jeremy Bob, The Jerusalem Post, 13 de octubre de 2020.

[2] «Israel arma a Azerbaiyán para combates ‎en el Alto Karabaj‎», Red Voltaire, 2 de octubre de 2020.

[3] Ver el ‎estudio en 3 partes de Jeffrey Blankfort «Controlando la imagen: Noam Chomsky y el conflicto israelo-palestino», Red Voltaire, 22 de noviembre de 2006.

Nagorno Karabaj acusa a Azerbaiyán de ampliar el territorio del conflicto

STEPANAKERT (Sputnik) — Azerbaiyán amplía el territorio del conflicto al bombardear no solo Nagorno Karabaj, sino también el territorio de Armenia, declaró el Ministerio de Exteriores de la república autoproclamada.

"Azerbaiyán (...) no solo se niega a respetar la tregua humanitaria, sino también amplía intencionalmente la escala y la geografía de su agresión", dice el comunicado, publicado en el canal de Telegram del Ministerio.

La nota señala que "el 14 de octubre las Fuerzas Armadas [de Azerbaiyán] lanzaron un ataque contra el territorio de la República de Armenia, elevando el nivel de amenaza para la paz y la seguridad regional".

El Ministerio de Exteriores de Nagorno Karabaj también condenó "en los términos más firmes" el bombardeo azerbaiyano lanzado el 14 de octubre contra un hospital de la ciudad de Martakert, en el noreste de la república, "donde también recibían tratamiento civiles".

"Esa violación grave de las leyes y las normas de guerra confirma una vez más que para alcanzar sus objetivos geopolíticos, la triple alianza de Azerbaiyán, Turquía y los terroristas internacionales no se detendrá ante ningún crimen", subrayó.

Muertos y heridos

Al menos 43 civiles azeríes murieron y 218 resultaron heridos en lo que va de esta escalada del conflicto en Nagorno Karabaj, reportó la Fiscalía General de Azerbayán.

Anteayer, el organismo informó de 42 muertos y 206 heridos.

Las hostilidades causaron destrozos en 1.592 casas y 290 instalaciones civiles, dejando en estado inservible 79 bloques de viviendas.

El 27 de septiembre volvieron a estallar los choques armados en Nagorno Karabaj, foco de conflicto entre Armenia y Azerbaiyán desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

El 1 de octubre, los líderes de Rusia, Estados Unidos y Francia, países copresidentes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), instaron a poner fin de inmediato a las hostilidades en Nagorno Karabaj y reanudar negociaciones sin condiciones previas.

El 10 de octubre, los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán tras más de diez horas de negociaciones sostenidas en Moscú con la mediación de su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, acordaron cesar el fuego desde el mediodía del mismo día, efectuar el canje de los prisioneros y de los cuerpos de los abatidos, así como coordinar los detalles concretos del armisticio.

Sin embargo, ya ese mismo día las partes empezaron a lanzarse acusaciones mutuas de estar infringiendo el armisticio.

Turquía declaró que prestará cualquier tipo de apoyo que le pida Azerbaiyán en el conflicto en Nagorno Karabaj.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue