La batalla de Jan Sheijun, que finalizó hace dos semanas, ha sido el preludio de la liberación de Idlib, la última provincia siria, que aún queda bajo el control de Tahrir Al-Sham (Frente Nusra), la célula siria de Al Qaeda y de otros grupos terroristas de Turquía.

En el transcurso de esta batalla Rusia volvió a cambiar las reglas del juego, estableciendo la paz mediante el uso de las armas, la estrategia política y la diplomacia. El ejército sirio apoyado por la aviación rusa y las fuerzas especiales se están acercando cada vez más a la frontera turca, a lo largo de la cual se han concentrado decenas de miles de guerrilleros.

Para la estrategia del Kremlin, Idlib es un importante territorio sobre el cual se construirá el futuro estratégico y político de Siria. Mientras Turquía y Estados Unidos jugaban con Al Qaeda y otros grupos terroristas, Moscú reentrenó, reequipó y reconstruyó las divisiones más eficientes del ejército sirio, asegurando su victoria. Con esta tarea de reestructuración cardinal del aparato militar sirio los rusos lograron un doble objetivo. Por un lado, hicieron innecesaria la participación de Hezbolá y demás fuerzas iraquíes y afganas controladas por los principales servicios de inteligencia iraníes, y por otro lado, aseguraron el éxito del ataque de Damasco.

Al mismo tiempo, los líderes sirios están tomando serias medidas para devolver a los refugiados sirios a su país, brindando garantías estatales a los ciudadanos y centrando los esfuerzos en el renacimiento del entorno social. En el territorio del estado sirio se está restaurando activamente la infraestructura y se están desplegando numerosos centros de acogida y alojamiento de refugiados. Hasta la fecha, más de un millón de ciudadanos sirios (1.919.475 personas) han regresado ya a Siria. Con este ritmo de refugiados regresando a Siria, es probable que todos los sirios pronto abandonen Europa y regresen a sus hogares.

Recientemente, el Kremlin ha estado organizando viajes de trabajo al Medio Oriente para los periodistas europeos, para mostrar la verdad objetiva de las victorias sobre el terrorismo y la restauración de la vida pacífica en Siria. Al contrario, los periódicos ingleses y estadounidenses presentan generalmente a sus lectores una información falsa no apoyada por ningún hecho sobre la situación en Siria.

Así, a finales de agosto, un grupo de periodistas de Bulgaria, Grecia e Italia visitó Siria y presentó a los residentes de sus respectivos países una información sobre las victorias de las fuerzas rusas y sirias, sobre la restauración de la infraestructura destruida y sobre la verdadera actitud de los sirios hacia Bashar al-Ásad. Los informes de los periodistas italianos fueron publicados en el importante periódico italiano Il Giornale, y en la famosa y objetiva página Web sobre conflictos militares insideover.com. Para saber más de la verdad sobre la situación en Siria ver:

https://www.insideover.com/video/khan-shaikoun-alongside-the-russians-towards-the-last-jihadist-stronghold

Cabe destacar que los informes objetivos de los periodistas de televisión búlgaros del canal bTV fueron inmediatamente criticados por las fuerzas antirrusas en Sofía. Los periodistas fueron acusados ​​de propaganda prorrusa e incluso se vieron obligados a justificarse presentando pruebas de haber pagado ellos todos los gastos de su viaje. El informe de los búlgaros se puede ver aquí:

https://btvnovinite.bg/svetut/ot-specialnite-ni-pratenici-v-sirija-silite-na-asad-postignaha-kljuchova-pobeda.html

Las victorias rusas en el Medio Oriente podrán, por fin, revertir los flujos de refugiados de Europa.