En su volumen de Insurrecciones culturales, Kevin MacDonald describió con precisión el neoconservatismo como "una compleja red profesional y familiar entrelazada centrada alrededor de publicistas judíos y organizadores desplegados con flexibilidad para reclutar las simpatías de judíos y no judíos para aprovechar la riqueza y el poder de los Estados Unidos al servicio de Israel ”. La prueba del cripto-israelismo de los neoconservadores es su política exterior de los Estados Unidos-

Laurent Guyénot

Leer: Sionismo, cripto-judaísmo y el engaño bíblico

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS