A falta de pocos días para cumplir los 16 años, el 31 de marzo de 1621, el Rey Felipe IV accede al Trono. Era muy joven, inteligente, amante de las juergas, la caza y las mujeres. Estaba casado con Isabel de Borbón, con la que tuvo ocho hijos, pero sólo dos llegaron a la edad adulta. Fallecida Isabel, se casa con su sobrina Mariana de Austria. De este matrimonio nacerían cinco hijos, salvo dos de ellos, el resto, también, murieron prematuramente. A los hijos tenidos entre los dos matrimonios hay que sumarle los que tuvo fuera de ambos, que no fueron pocos. De los bastardos, los más destacados son: Fernando Francisco Isidro de Austria, Juan de Austria y Alonso Henríquez de Santo Tomás. Los dos primeros fueron legitimados por el Rey, el primero después de su fallecimiento y el tercero fue reconocido por el marido de su madre y rechazó el reconocimiento que le ofreció tardíamente el Rey.

Fernando Herrero Manso

Leer: Juan José de Austria (1ª parte)

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS